Carácter Propio

 

Este curso, en el Colegio, como en todos los Colegios Vicencianos, nos vamos a centrar en el tema de la VIDA, fundamental para el crecimiento íntegro de nuestros alumnos, pues apostamos por una:

 

  • Escuela que opta por una atención preferencial a los más pobres (también de espíritu).
  • Escuela que tiene como "centro de atención" a cada persona.
  • Escuela que entiende la persona como protagonista de su propia formación.
  • Escuela que da respuestas a la diversidad de sus destinatarios.
  • Escuela que, desde su referencia cristiana y vicenciana, ofrece una educación sistemática en valores humanos.
  • Escuela abierta a los desafíos de la interculturalidad y de otros aspectos que caracterizan a la sociedad actual.
  • Escuela que opta por una sociedad que acoge a todos.
  • Escuela que educa con una metodología activa, constructivista y socializadora.
  • Escuela que cuida la educación de la fe desde la oferta explícita y desde la transversalidad curricular.
  • Escuela que se convierte en instancia crítica desde la alternativa del Evangelio.
  • Escuela que promueve el compromiso activo por la justicia y el servicio a los más pobres.
  • Escuela que fomenta el respeto a la vida y a la naturaleza y que aviva la responsabilidad ante el progreso de la ciencia y la  tecnología.

 

Para ello:

  • Intentamos crear espacios privilegiados para profundizar en la identidad personal y cristiana de los alumnos, de toda la comunidad educativa.     
  • Introducirnos todos en tareas pastorales y de compromiso cristiano para lograr que sean, para los alumnos, referencias de fe.
  • Provocar experiencias que nos sirvan para avivar nuestra fe.
  • Participar en las diferentes campañas eclesiales y vicencianas.
  • Iniciar con los adolescentes un proceso de maduración de la fe
  • Provocar experiencias de acercamiento a Dios y al Evangelio.
  • Programar momentos que nos ayuden a crecer en nuestro encuentro con Dios.