Mensaje de error

  • User warning: The following module is missing from the file system: feature_pie_de_pagina. For information about how to fix this, see the documentation page. in _drupal_trigger_error_with_delayed_logging() (line 1143 of /WWW/gruposm/public_html/micole/includes/bootstrap.inc).
  • User warning: The following module is missing from the file system: iconos_idiomas_fec. For information about how to fix this, see the documentation page. in _drupal_trigger_error_with_delayed_logging() (line 1143 of /WWW/gruposm/public_html/micole/includes/bootstrap.inc).
  • User warning: The following theme is missing from the file system: basic. For information about how to fix this, see the documentation page. en _drupal_trigger_error_with_delayed_logging() (línea 1143 de /WWW/gruposm/public_html/micole/includes/bootstrap.inc).

Santa Paula Montal

Santa Paula Montal de San José de Calasanz, (n. Paula Montal Fornés, Arenys de Mar, Barcelona, 11 de octubre de 1799 - Olesa de Montserrat, Barcelona, 26 de febrero de 1889) fue una religiosa catalana fundadora de las Religiosas de las Escuelas Pías Escolapias. Su vida se puede dividir en tres grandes etapas bien definidas, curiosamente de 30 años cada una.

La primera corresponde a su infancia y juventud y se desarrolla íntegramente en su villa natal, Arenys de Mar. Paula era la mayor de 9 hermanos y la muerte repentina de su padre cuando ella tenía 10 años comportó un cambio radical en su vida pues tuvo que ponerse a trabajar de “puntaire” (haciendo bolillos), para ayudar a su madre a sacar adelante a su familia.

Era una época difícil: guerra de la Independencia, reinado de Fernando VII… en la que la mujer estaba siempre en un segundo plano en relación al hombre, pero Paula aprovechó bien el tiempo y no sólo aprendió “las labores propias de su sexo”, sino que también aprendió a leer, contar y escribir. También descubrió como necesidad urgente de la Iglesia, la educación cristiana de las jóvenes y la promoción de la mujer, por lo que optó por dedicar su vida a esa tarea.

La segunda época la define su actividad como fundadora de las ESCOLAPIAS. En 1829 funda en Figueres una escuela para niñas. Desde un principio su labor es reconocida por las autoridades locales, civiles y eclesiásticas que valoran tanto los progresos educativos de los alumnos como su tarea apostólica. En Figueres (1829-1842) Paula y sus compañeras consolidan su vocación de educadoras cristianas.

En 1842 Paula, consciente de la situación de su villa natal, abre una segunda escuela en Arenys. Fruto del contacto establecido con los escolapios de Mataró, conoce la obra de San José de Calasanz. Este conocimiento se incrementa cuando en 1846 funda otra escuela en Sabadell  y consolida su obra adoptando como propias las Constituciones de Calasanz.

Poco a poco empieza a fundar nuevas escuelas, generalmente a petición de las autoridades locales. Escuelas dedicadas a la formación de la mujer que en aquella época estaba sociocultural y económicamente muy por debajo del hombre.

Personalmente funda los colegios de Igualada (1849), El Vendrell (1850), El Masnou (1852), Olesa de Monserrat (1859) e impulsa la apertura de colegios en Gerona (1853), Blanes (1854), Barcelona (1857) y Sóller (1857).

La tercera etapa (1859-1889) comprende su estancia en Olesa de Monserrat, trabajando intensamente con las niñas. Fue Olesa la última fundación que personalmente realizó Madre Paula. En esta época se fundaron, entre otros, los colegios de Alcira (1877) y Valencia (1886).

Cuando un día se le preguntó ¿qué se proponía desde el comienzo?, respondió: “Salvar a las familias enseñando a las niñas el santo amor de Dios”

Madre Paula murió en Olesa de Monserrat el 26 de febrero de 1889.
Su proceso de beatificación se inició el 3 de mayo de 1957
Fue proclamada “venerable” el 28 de noviembre de 1988
Su beatificación tuvo lugar en Roma el 18 de abril de 1993
Fue canonizada por Juan Pablo II en Roma el 25 de noviembre de 2001
La obra educativa de Santa Paula Montal continúa hoy en la Iglesia, particularmente a través de más de 800 Religiosas Escolapias, distribuidas en 112 comunidades que educan a unos 30.000 alumnos en 19 naciones de cuatro continentes, para “la promoción de la mujer” y para que sea realidad la “civilización del amor”